Cómo evitar los “amores de oficina”

  • La comunicación asertiva en el matrimonio es determinante. Ser capaz de decirle al otro lo que se siente, en especial las inconformidades (sexuales, afectivas, personales, etc.) antes de que pasen a mayores. Buscar ayuda del cónyuge cuando se siente alguna atracción por otra persona, es la única forma de evitar una infidelidad.
  • Cuidado con las modas de lo “normal”, es decir, de los espacios que ellas y ellos han considerado como propios y pasan por encima de su compromiso matrimonial y de sus hijos (salir con frecuencia a tomarse unos tragos con los compañeros de trabajo, llegar tarde a casa por reuniones sociales, pasar los días de descanso con los compañeros y no con la familia, compartir mucho tiempo con una persona en especial). Hay escenarios que no convienen al matrimonio y es mejor evadirlos.
  • Evitar la rutina, es una amenaza constante para el matrimonio. En algunos casos es el punto de partida para una infidelidad, pues surge al querer buscar emociones nuevas fuera de casa.
  • No dejar solo(a) a la pareja, en sus proyectos, en su trabajo, en sus ilusiones, en las decisiones, en el día a día. El matrimonio es “comunión”, son dos personas que se convierte en una sola para compartir todo. Si cada quien hace su propia vida, la relación se enfriará y más temprano que tarde, llegará la infidelidad.
  • Cuidar la apariencia personal para estar siempre atractivo para el cónyuge.

Si bien es cierto que la fidelidad es cuestión de voluntad, también hay que tener en cuenta que hay situaciones que invitan a quebrantar esa voluntad y si la persona no está lo suficientemente fortalecida o el matrimonio no pasa por su mejor momento, puede caer en la trampa.

 

Año de la Fe: Puerta para… resaltar la alegría del encuentro con Cristo

Benedicto XVI, en su carta apostólica “Porta Fidei” habla de la exigencia de volver a descubrir el camino de la fe para resaltar cada vez más la alegría y el entusiasmo renovado del encuentro con Cristo. El Año de la Fe nos llevará a esto.

Nos hace falta recuperar la verdadera alegría, la que nace de un corazón noble, recto de intención, humilde, generoso y volcado en sus semejantes.

Esto sólo lo conseguimos en el encuentro con Cristo. Es Él quien nos da la paz interior cuando nos abandonamos en sus manos. Es cuando podemos sonreír, aunque tengamos sudor en la frente, o aunque las cosas no vayan como nosotros queremos. ¿Tú sonríes con lo que Dios ha permitido en tu vida?, ¿sonríes a los que tienes en frente en la convivencia diaria?, ¿sonríes agradeciendo a Dios el amor que te tiene?

Un excelente ejemplo de la alegría que proporciona el encuentro con Cristo, es María, su madre. La gran fe que ella tuvo en los designios de Dios, simplemente la hicieron siempre plena, siempre feliz, siempre atenta a las indicaciones que debía seguir en su camino de santidad. Para ella todo tenía un sentido trascendente.

Participar en el Año de la Fe te llevará a resaltar la alegría del encuentro con Cristo, te recordará que lo que Dios permite en tu vida es para tu bien, te reforzará la fe que necesitas para dejar que Cristo actúe en tu mente, en tu corazón y en tus obras

Saca el mayor provecho posible de este evento, renueva tus votos de entrega voluntaria y de amor a Dios y a tu prójimo, y verás que con la gracia de Dios los frutos no se harán esperar. Busca crecer en la fe en lo que más necesites en este momento de tu vida, ya sea en tu relación matrimonial, en tu relación con tus hijos, con tus padres, con tus amigos, tus familiares, con tus compañeros de trabajo, en tu crecimiento profesional, en tu apostolado, en tu vida espiritual.

Recopílado por: Ervin Ariel Jarquín Urbina

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s