El juicio Final O el día Final

El Juicio final o el Día Final

Este es muy tema muy especial de discernir y de comentar pues cuando se habla de juicio se habla de un tribunal, con abogados, testigos y por supuesto el Juez la máxima autoridad en ese juicio o lugar del juicio, pero cuando hablamos de juicio final y del fin de la humanidad nos referimos a un Dios que volverá a mandar a su único hijo a la tierra por 2a vez para realizare el juicio a todas las naciones en la tierra.

Han habidos muchos pronósticos sobre este tipo de tiempo, fenómeno o realidad con la llegada del fin del mundo y en ello el fin de la humanidad, entre ellos tenemos que se pronosticó el fin del mundo el 21 de mayo 2011, por () pero falló tal predicción,  pero ahora este mismo dice que será el 21 de octubre del 2011, también tenemos otra teoría sobre el fin del mundo  en el 2012, incluso se ha hecho una película donde se presenta la destrucción de la tierra en su totalidad y que esto lo creen muchas personas que sucederá porque según se ha sacado del apocalipsis.

En esta versión del fin del mundo del 2012 su autor es: Lawrence Joseph, donde dice que exterminará todo lo toxico del mundo y terminará con el fin de la tierra y la humanidad, pues este señor es bien reconocido como científico como presidente de la Aerospace Consulting

Corporation y autor de Apocalipsis 2012 (la película) este señor  trabaja en un horno supercalórico que reducirá a cenizas residuos tóxicos y radiactivos, pero se basa en su teoría de que el sol será el causante de tal catástrofe.

 

 

 

COMPLEJIDAD MATEMÁTICA

 

Usando sus complejas matemáticas conocían el cero y su sistema numérico era vigesimal, los mayas inventaron el calendario más preciso de la América precolombina. Midieron el año en 365 días y hasta diseñaron otros, como el tzolkin, de 260 días. De ellos, sin embargo, el que interesa es el llamado de la cuenta larga. Se trata de una rueda de tiempo que arrancó el 11 agosto de 3114 a. C. y que terminará o más bien, volverá a comenzar el próximo 21 de diciembre de 2012. Ese día, afirman, el cuarto sol llegará a su fin. Curiosamente, nadie sabe qué significa que el cuarto sol se acabe, pero el binomio astro rey-profecía maya.

 

PROFECÍAS MAYAS

 

El mundo maya se inició el 13 de agosto del año 3114 a.C. y terminará 5125 años después, es decir, el 21 de diciembre de 2012. En su sofisticado calendario, todas estas fechas se dividen en katunes, de aproximadamente 20 años cada uno. Por cada katún los mayas inventaron una profecía que se repetiría cada 260 años. En 1520 se cumplió el katún 13, cuando los españoles arribaron a las costas centroamericanas (en 1519, unos cuantos cientos de vasallos del extremeño Hernán Cortés acabaron con el 90% de los pobladores mayas) y se volvió a cumplir en 1776, durante la época de las revoluciones.

 

«Esta es una época de colapso total donde todo se pierde. Es el momento del juicio de Dios», dice la profecía. La historia de la Creación maya, Popol Vuh, dice que hay grietas en la Vía Láctea que permiten entrar en el inframundo. Por allí, los demonios se introdujeron en el mundo de los vivos y retaron al Primer Padre a un juego de pelota. Lo decapitaron, pero sus hijos lograron vengarle en otro épico juego de pelota haciéndole resucitar. ¿Qué día? ¡Bingo! El 21 de diciembre de 2012.

 

Parte de la culpa la tiene José Argüelles, historiador doctorado en Chicago, quien ha mezclado sus conocimientos mayas con conceptos new age y que predica desde hace años que la Tierra está entrando en una «nueva fase vibratoria»  que transformará nuestra civilización para 2012. La popularidad de sus ideas hace que cerca de un millón de curiosos se reúnan cada equinoccio en los recintos arqueológicos mexicanos de Chichén Itzá y Teotihuacán con la idea de prepararse para la llegada del año en el que el calendario maya se pondrá a cero.

 

Visto desde afuera, da la impresión de que la efeméride 2012 ha tomado el relevo a los terrores milenaristas de 1999. Como entonces, los libros con el fatídico guarismo ya superan el centenar. Dan Brown ha incluido un par de reflexiones al respecto en su último best seller y Hollywood.

 

Los últimos en echar leña al fuego han sido la NASA y la Academia Nacional de Ciencias. En enero dieron un inesperado impulso a las teorías del profeta Joseph haciendo público un informe titulado Eventos de Tiempo Atmosférico Se vero en el que advierten que nuestra civilización se ha hecho demasiado dependiente de los satélites y de la energía eléctrica, y que una «megatormenta solar» que impactará directamente contra nosotros podría deshabilitar muchos de nuestros sistemas básicos (GPS,) internet, telefonía). Sus previsiones, publicadas en un momento de mínima actividad de manchas solares, curiosamente prevén un gran repunte, y por tanto, un momento de riesgo para nuestro cibermundo… ¡Alrededor de 2012!

 

He tomado esta pequeña historia sobre las tesis del fin del mundo y el Juicio divino de Dios, estos se basan nada más en un fenómeno natural que ocurrirá como algo normal o que debe de suceder, pero bueno hablaremos del Juicio de Dios, pues este consiste en actuar de la forma que a Dios le agrada tenemos por ejemplo en Ezequiel cap. 18 v 21-23 dice: si el malvado se aparta de todos los pecados que cometía y cumple todas mis leyes y hace lo que es recto y justo ciertamente vivirá y no morirá. Yo no volveré a acordarme de todo lo malo que hizo y el vivirá por hacer lo que es recto. Yo no quiero que el malvado muera, sino que cambie de conducta y viva. Yo el Señor lo Afirmo.

 

En esta pequeña reflexión nos demuestra que es el juicio de Dios es honesto y que quiere que la humanidad se salve en su totalidad pero haciendo lo recto y que por lo bueno que haga el no le tomará en cuenta los pecados que haya cometido en el pasado, pero deberá en lo que le quede de vida hacer lo bueno y caminar por un camino recto, lo mismo podemos encontrar en los evangelios que Jesús también dice que no ha venido a condenar al mundo sino a darle la oportunidad de salvarse (la salvación (San Juan cap. 3 v 16-18) pero porque el amor del Padre es inmenso, pero a través de todo esto Jesús también invita que el juicio de Dios es justo cuando actuamos bien o mal, nos invita a amarnos, servirnos, predicar, no cometer pecados en perjuicio del prójimo, de sí mismo y en contra del mismo Dios, así como el vivir para él, al cumplir con todos esos requisitos el juicio de Dios será siempre Justo.

 

El juicio de las naciones tenemos un texto bíblico (Sofonías cap. 1 v 1- 18 y cap. 2 v 1-3) se habla de la ira de Dios en hacer justicia según los hechos de la humanidad y habla de la destrucción total de todo ser vivo en la tierra incluyendo a la humanidad misma, así como el castigo a los dioses, a los jefes, a los que saltan sobre los umbrales, a los que llenan de violencia y en gaño, sigue hablando de castigar justamente a cada individuo según sus hechos, según este libro Dios está enojado con su pueblo y este debe ser juzgado por él, por su mal actuar.

 

Después sigue hablando del castigo que recibirán (Sofonías cap. 2 v 4-15) les habla a las ciudades que están en pecado, les dice que serán expulsados de sus tierras, y la destrucción de los habitantes de algunas zonas cerca del mar, pues su pecado era tan grande que merecía el juicio de Dios y que para ellos sería el fin del mundo, ya que quienes obedecían vivirían más y su mundo terreno terminaría con su muerte pero estarían mejor en la otra vida con el Dios todo poderoso y justo en los cielos, pues el juicio de Dios es justo y nadie va a escapar de su juicio justo según el libro del Profeta Amós (Amós cap. 9 v 1-10) y este habla de que para Dios que todo lo ve y lo conoce nadie pero nadie podrá escapar a su santa mirada y voz para reunir a todas la naciones estén donde estén pues ni en lo más profundo, ni en el cielo, ni en las montañas nos podemos esconder de su juicio, pues cada individuo dará cuenta de su vivir en la tierra, pues su poder están inmenso e ilimitado que donde vayamos ahí nos juzgara, o sea donde mueras no es problema pues ahí llegará con sus ángeles.

 

Tenemos en el libro de Daniel el juicio de Dios, (Daniel cap. 7 v 9-28) este nos dice que en el juicio de Dios serán destruidos y desaparecidos todos los emperadores y reyes quietándoles su poder a algunos y a otros los exterminará al instante, pues habla de los reyes y emperadores de la época del Profeta Daniel, y avisa de de su castigo inminente pues su conducta no era buena, mucho menos beneficiaba a su pueblo y propósito de este mismo Dios, esto lo ve el profeta a través de una visón, o sea todo lo que viene de Dios es justo, pues juzga conforme la verdad y el actuar de cada ser humano, por eso él es justo siempre.

 

También encontramos en el juicio a las naciones en el evangelio según San Mateo (cap. 25 v 31.46) este evangelio nos habla de de la forma en que nosotros servimos al prójimo, lo amamos, le predicamos, lo hospedamos, y lo visitamos en sus adversidades, pues según el evangelio quien cumple esas enseñanzas alcanzaran la salvación de Dios pues de lo contrario se obtendrá la condenación eterna y una palabra bien fuerte dice Jesús en ese evangelio al llamar a los que no cumplan con tal enseñanza, apártense de mí malditos pues esos irán al castigo eterno (El fuego eterno) y los justos a la vida eterna, es algo duro pero real a las palabras benditas de nuestros Dios Jesucristo.

 

En este evangelio podemos ver la justicia de Dios pues haciendo el bien es como se llega a él, orando, sirviendo al prójimo en todos los aspectos pero de buena fe y para bienestar de ellos y nuestro. Esos agrada a Dios y lo que él no permite es que nadie se aproveche del más débil ni mucho menos le dañe injustamente o justamente, que predique o sea testigo de Cristo su único hijo y si cumple con todos los mandatos de JESÚS será salvado y su juicio será más que justo, al igual al que no cumple aún siendo éste advertido pues recibirá conforme a su conducta en la vida que él como Dios le cedió para que viniera a este mundo a servirle y ayudar a quienes le necesitan, pues así es como es el juicio de Dios pues sus testigos en ese día serán los justos que dieron testimonio de su resurrección, de sus milagros y de su gran poder en misericordia, amor, paz, justicia, servicio y sabiduría, esos serán más que testigos ante las naciones ¡DIOS ES JUSTO EN SU JUICIO!.

 

Cuando hablamos del fin del mundo o de la humanidad nos encontramos en el libro del profeta Daniel en el (cap. 12 v 1-13) este habla de la gloria que Dios dará a quienes fueron justos y ya tienen su nombre en el libro de la vida (vida eterna) y estos vivirán eternamente porque guiaron a muchos en el camino recto y brillaran como bóvedas celestes y brillaran como las estrellas por siempre. Y para otros será de vergüenza y el horror eterno. Dios da un mensaje especial a Daniel y le pide que lo guarde hasta que se cumpla esa profecía, y hasta entonces dará a conocer ese libro de lo contrario de que Dios ya había visto los corazones de cada persona en ese momento.

 

Es bueno reconocer que al fin del mundo se le conoce como: día final, juicio final, fin de la humanidad y fin del mundo, ya hablamos arriba de el juicio de Dios ahora lo vamos hacer del fin de la humanidad o como le hemos puesto antes, para que exista el día final debe haberse cumplido lo dicho por Jesús, o sea cumplir con sus mandatos y el especial amarnos los unos con los otros como él nos amó, se debe dar a conocer la buena nueva a todas las naciones y debe el hombre convertirse a Dios en el trayecto de su vida, pues esto del fin del mundo es aturdecedor para muchos pues crea en ellos desesperación y confusión por su mismo mal actuar o mala conducta ante los ojos de Dios.

 

A como decimos para que haya un hecho como el fin del mundo deberá haber una causa (hecho) consecuencias (vivir mal por ese hecho) y a través de eso vendrá un juicio final y para que este ocurra se verán señales según los evangelios como por ejemplo: (San Marcos cap. 13 v 3-23) este nos dice que no nos dejemos engañar por falsos predicadores que no vengan de él o sea que no sean de santa iglesia católica pues muchos se aprovecharan de sus desgracias y se hacen pasar por el mismo Jesús, o sea se creen dioses esa es la primera señal.

 

Después dice que las guerras y peleas de una nación con otra sucederán pero no será el fin. Y vuelve a decir en el versículo 10 de san Marcos pues antes del fin el mensaje de salvación debe de ser anunciado a todas las naciones es aes la segunda señal, en otras palabras solo dos son las señales que se conocen en la biblia dadas por el mismo Jesús.

 

Después este evangelio nos dice del sufrimiento de la humanidad a causa de los más poderosos y que querrán exterminar al pueblo de Dios y él (Jesús) se pone como escudo de forma de montaña, pero más que todo nos dice que pidamos fortaleza a Dios, que seamos fuertes o que aguantemos esos embates que el mundo tiene preparado para los hijos e hijas de Dios. Después vuelve a repetir que vendrán nuevos mesías y profetas que son falsos y que se visten como buenos ante ustedes, pero no les crean pues incluso lo harán hasta los que Dios mismo a escogido, y dice al final ya les he advertido, pero aún no es el fin.

 

Una vez cumplido lo que Dios ha prometido para la humanidad será entonces el fin del mundo, la humanidad y todo ser vivo, pero no cuando lo digan las personas pues estos están fuera de serie sobre el día final o el fin del mundo pues según nuestro señor Jesucristo nos dice (San Mateo cap. 24 V 36) EN CUANTO AL DÍA Y LA HORA, NADIE LO SABE, NI AUN LOS ÁNGELES DEL CIELO, NI EL HIJO DE DIOS, SOLAMENTE EL PADRE DIOS.

 

Es bueno aclarar esto del fin mundo o el día final que solamente debemos estar preparados para ser juzgados por Jesús y sus ángeles, ya que este mismo evangelio nos invita a estar despiertos en todo momento (San Mateo cap. 24 v 42-44) que Jesús en el día final vendrá de sorpresa o como un ladrón por la noche, y debemos estar listos para nuestra partida con él a los cielos; o sea también podemos vivir nuestras vidas normalmente unidos a la santa Iglesia Católica, predicando, orando, trabajando para sostener la familia, estudiando para profesionalizarse, y ayudar al prójimo que tanto lo necesita.

 

Para final  ese día todos estaremos a la presencia del rostro divino de nuestro Señor Jesucristo y nos leerá todo lo que vivimos en esta tierra, como lo hicimos, con quien lo hicimos, donde lo hicimos, para que lo  hicimos y porque lo hicimos y no habrá objeción humana alguna que justifique su mala o buena conducta pues él como Dios que es todo lo sabe, no nos preocupemos por lo que dicen allá a fuera sobre la venida en el día final de la humanidad mundo, donde empieza una nueva vida en Jesucristo de AMOR solamente.

 

 

Pero para ese día final Dios Padre sabrá cuando mandará a su único hijo a la tierra a congregar a todas las naciones e impartir un juicio digno y justo sobra cada individuo según su vida en la tierra, si dedicó a servirle en su santa iglesia a través de la prédica de la verdad del nuevo testamento o la buena nueva, el servicio al necesitado con fe y oración, en una vida ejemplar cristiana para los hijos e hijas, el buen vivir con su prójimo y el cónyuge, y así llevar al camino recto de Dios a las personas eso es estar despiertos preparados y alertas ante su inminente venida santa.

 

Pero esa venida solo será cuando Dios Todo poderoso así lo crea conveniente, y no cuando la humanidad quiera por eso ha habido muchas predicciones pero que todas han fallado y seguirán fallando porque Dios eterno es sólo uno;  y no humanos que se creen dioses para dar tales fechas sobre el fin del mundo por eso desengáñese por sí solo (a) y lea abajo sobre las predicciones desde el inicio de las comunidades cristianas.

 

He aquí las fechas completas de los que antes habían predicho el día final o el fin del mundo con nombres y Apellidos:

 

Estos son los Años y Protagonistas de las Predicciones a lo largo de la Historia sobre el Fin del Mundo:

Año 30: Jesús profetiza que el final podría ocurrir muy poco después de sus palabras. “Esta generación no pasará antes de que todo se cumpla”.

Año  90: San Clemente afirma que el desenlace comenzara de un momento a otro.

Año 200: El grupo de los montanistas anuncia que Cristo regresara en poco tiempo para establecer en Asia Menor la Nueva Jerusalén.

Año 400: Fecha estimada por San Martin de Tours para el desenlace.

Año 500: Pánico por el medio milenio. El antipapa Hipólito y el teólogo Julio el Africano anuncian el Juicio Final para este año.

Año 968: El ejército del emperador Otto III interpreta un eclipse solar como signo elocuente de las profecías.

Año 992: En Alemania se cree que el Anticristo ya está en la Tierra y que en los cielos se libra entre 3 soles y 3 lunas.

Año 1000: Los milenaristas sostienen que Cristo reaparecerá el 1 de Enero, y desatan una ola de pánico en Europa

Año 1179: Al observar la alineación de algunos planetas, Juan de Toledo asegura que el Apocalipsis ocurrirá en 1186.

Año 1300-1400: Las grandes epidemias de peste se consideran signos de la destrucción total.

Año 1524: Un grupo de astrólogos informa que el mundo quedara sumergido bajo las aguas.

Año 1669: Veinte miembros de la secta rusa de los “Viejos Creyentes” se queman vivos para ponerse a salvo del anticristo

Año 1736: Según el matemático inglés William Whitson, el 13 de octubre iniciaría un nuevo Diluvio Universal.

Año 1790: La profetisa católica Suzzette Labrousse experimenta una visión acerca del Fin del Mundo en 1800

Año 1824: Numerosos teólogos sostienen que la medianoche del 21 de Marzo es el día calculado en el libro de Daniel para el fin de los Tiempos

Año 1834: De acuerdo con Joseph Smith, fundador de los Mormones, Jesús regresara en 1890

Año 1850: Ellen White fundadora de los Adventistas del Séptimo Día, dice que el mundo acabara en unos cuantos meses.

Año 1881: Cientos de personas temen ver cumplida la profecía de la llamada Madre Shipton : “el mundo terminara en 1881”

Año 1910: El vigésimo séptimo avistamiento del cometa Halley se interpreta como signo del Apocalipsis : en diversos países hay cientos de suicidios, las personas abandonan sus casas y propiedades, y en Oklahoma se pretende realizar el sacrificio de una doncella para aplacar la ira divina.

Año 1914: Los testigos de Jehová identifican la Primera Guerra Mundial con el inicio de la gran conflagración cósmica.

Año 1948: La fundación del estado de Israel se considera el paso definitivo para el regreso de Cristo.

Año 1960: Los seguidores de la secta del hermano Emman se dan cita al pie del Monte Blanco a esperar al Mesías.

Año 1969: Charles Manson revela que los Beatles son ángeles mencionados en el Apocalipsis, y que sus canciones Helter Skelter y Revolution Number 9 contienen mensajes cifrados sobre el fin del universo.

Año 1970: David Berg líder de una secta protestante en EEUU, informa que en 1973 un cometa chocara contra la Tierra y destruirá al menos todo el país.

Año 1978: En Jonestown, Guyana, se suicidan unos mil miembros de la secta del Templo del Pueblo, encabezada por James Warren Jones. Pretenden quedar a salvo del Fin del Mundo.

Año 1980: Leland Jesen, líder de Bahía, sostiene que un desastre nuclear marcara el inicio de 20 años de conflicto que concluirán con el reino de Dios en la Tierra.

Año 1980-2000: Osho líder de una poderosa secta en EEUU, informa que a consecuencia de graves desastres naturales Tokio, Nueva York, San Francisco, Los Ángeles, y Bombay serán borradas del mapa.

Año 1994: Ola de suicidios entre los miembros de la Orden del Templo Solar que pretenden salvarse de la destrucción de la Tierra.

Año 1998: La vidente Natalia de Lemey Makdeovna sostiene que Jesús esta por nacer en Eslovenia

Año 2000: En la vuelta del milenio reviven los viejos temores entre los movimientos fundamentalistas. El “error del milenio” en los equipos de computo se considera un claro aviso del final. Ciertos grupos aseguran que el triple 6 del Apocalipsis debe interpretar de como www: Internet es el teatro del Maligno

Año 2003: Los discípulos de Malaquías York construyen un refugio en Atlanta donde esperan que una nave procedente de la Galaxia lllyon pase a recogerlos antes de que el mundo se destruya.

Año 2012: Según Michael Drosnin, autor de El Código Bíblico, un cometa chocara contra la Tierra y aniquilara a toda forma de vida.

Año 21/12/2012: Día en el que según los relatos basados en la profecía maya, será el principio del Fin.

Año 23/12/2012: Fin del Calendario maya, en el que pronostica el Fin de una era más, basado en cálculos según los astros, los mayas predicen que en esta época el sol se alineara con el centro de la Vía Láctea y esto ocasionara diversas catástrofes que significaran el fin de una era.

Año 2076: De acuerdo con Beda el Venerable (672-735) en este año se acaba el sexto milenio identificado con el sexto día de la creación : el Anticristo está por llegar. Otras sectas esperan el fin para la misma fecha pues coincide con el año 1500 del calendario musulmán

Publicado por Atraccion1982 en 17:01

Etiquetas: apocalipsis, desastres, fin del mundo, profecías, profetas

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal

 

 

 

 

Esto no nos debe de preocupar pues si estamos haciendo el bien acorde a lo que Jesús nos manda, debemos estar ansiosos de que ese día legue paro que el evangelio salve a la humanidad completa llevándose hasta los últimos rincones del mundo, entonces ya habremos superado las pruebas de los falsos mesías y profetas, las tribulaciones que son todos nuestros problemas y embates del pecado así como nuestras necesidades y adversidades, todo ellos nos lleva a que en el día final esteramos esperando con ansias ese llegada de nuestros Señor Jesucristo y con ellos nuestros hermanos iremos a la gloria eterna por cumplir su propósito en nosotros.

 

El día final no es para aterrorizarse, ni para desconfiar de la Santa Iglesia Católica, ni mucho menos desconfiar de Dios pues como en el mundo todo tiene su principio y también su final, pues el ser humano fue creado por Dios con un soplo Divino usando tierra, pues debe terminar esa fase de tierra en el hombre y volverse espíritu (alma) ante Dios para poder apreciar su divino rostro, de lo contrario nunca le podríamos ver, ya vio que no todo es negativo para el día final, pues nos cuesta aceptar tal verdad por nuestras costumbres, por los libros y enseñanzas de ateos, o por una mala predica que se escucha fuera de la santa iglesia católica eso nos aturde y nos confunde de la realidad que la Iglesia nos enseña como por ejemplo en el catecismo católico dice en el numeral 22771: En la Eucaristía, la Oración del Señor manifiesta también el carácter escatológico de sus peticiones. Es la oración propia de los “últimos tiempos”, tiempos de salvación que han comenzado con la efusión del Espíritu Santo y que terminarán con la Vuelta del Señor. Las peticiones al Padre, a diferencia de las oraciones de la Antigua Alianza, se apoyan en el misterio de salvación ya realizado, de una vez por todas, en Cristo crucificado y resucitado.

 

Esto del catecismo católico nos enseña que a través de la oración Dios nos fortalecerá porque en Jesucristo hallamos la salvación eterna pero vivir siempre orando en los últimos tiempos no del mundo sino de nuestras vidas, y así concluimos con un día final esperado con confianza como cuando nos acercamos a recibir el cuerpo y sangre de Cristo en la sagrada hostia, pues vivir firme en la fe nos hace confiar en Dios y no ver el día final como algo malo, terrorífico o como para desear que nunca se llegue, por eso la iglesia nos invita a perseverar en la oración y en cumplimiento de su sagrada palabra en su santa iglesia, transmitiéndola a todos los rincones del mundo sin excepción alguna, pero la base de todo esto es la oración así nos enseña el catecismos católico.

 

Después dice sobre el día final o juicio final en los numerales siguientes:

 

676 Esta impostura del Anticristo aparece esbozada ya en el mundo cada vez que se pretende llevar a cabo la esperanza mesiánica en la historia, lo cual no puede alcanzarse sino más allá del tiempo histórico a través del juicio escatológico: incluso en su forma mitigada, la Iglesia ha rechazado esta falsificación del Reino futuro con el nombre de milenarismo (Cf. DS 3839), sobre todo bajo la forma política de un mesianismo secularizado, “intrínsecamente perverso” (Cf. Pío XI, “Divini Redemptoris” que condena el “falso misticismo” de esta “falsificación de la redención de los humildes”; GS 20-21).

 

677 La Iglesia sólo entrará en la gloria del Reino a través de esta última Pascua en la que seguirá a su Señor en su muerte y su Resurrección (Cf. Ap 19, 1-9). El Reino no se realizará, por tanto, mediante un triunfo histórico de la Iglesia (Cf. Ap 13, 8) en forma de un proceso creciente, sino por una victoria de Dios sobre el último desencadenamiento del mal (Cf. Ap 20, 7-10) que hará descender desde el Cielo a su Esposa (Cf. Ap 21, 2-4). El triunfo de Dios sobre la rebelión del mal tomará la forma de Juicio final (Cf. Ap 20, 12) después de la última sacudida cósmica de este mundo que pasa (Cf. 2 P 3, 12-13).

 

Si bien aquí la iglesia no cree en que un ser humano pueda predecir el fin de la humanidad y la venida de nuestro señor Jesucristo, pues si habla de la victoria de Dios del pecado que fue vencido en la cruz de nuestro señor Jesucristo, y que toma a su esposa su pueblo (su santa Iglesia) sobre este triunfo de la verdad, pero que no acepta y condena la falsificación sobre la palabra divina de Nuestro señor Jesucristo en lo que al día final se refiere (falsas predicas o predicciones tomadas de la biblia), pues la iglesia quiere que todos volvamos a tener confianza en Cristo y que nos inspiremos en el día final y que nos llenemos del espíritu de Dios.

 

Es bueno descubriñar las escrituras por ejemplo en el libro del apocalipsis encontramos en el (cap. 20 v 11-15) nos dice que desaparecen la tierra y el cielo y que todos los muertos resucitaron, de la tierra y de los mares y fueron juzgados uno a uno según sus hechos, y fueron arrojados los que no estaban escritos en libro de la vida, aquí nuevamente volvemos a hablar del juicio justo y divino de Dios que nos lleva como a nuestra memoria que siempre hay que estar alertas, despiertos y listos para esperar con seguridad y ansiedad la segunda venida de nuestro Señor Jesucristo, en esta reflexión entendemos que algunos no estaban ni estarán en el libro de la vida ya que no cumplieron con el mandato de nuestro señor Jesucristo, por eso no es sólo decir el fin del mundo o el fin de la humanidad es decir que Dios nos invita a que permanezcamos fieles en todo momento solo así podremos aceptar tal día pero sin molestia o angustia alguna, pues ese día final será de regocijo en el amor divino de Dios Padre, cuando este tiempo ocurra nosotros sabemos que será derrotado todo el mal que reina en la tierra y con ello la muerte misma pues esta ya fue vencida con la muerte y resurrección de nuestros señor Jesucristo, a él la honra y la alabaza para siempre.

 

 

Si bien en el libro el apocalipsis en el (cap. 22 v 6-21) el Apóstol Juan habla de una 1ra venida del señor que será revelada a los profetas y que pronto sucederá se entiende de que Dios mismo manda al ángel para anunciar que la 1ra venida de Jesús está cerca es el mensaje de Jesús está cerca por concretarse o que llegue a los corazones de cada persona de aquel entonces, y si esto sucedió así. Después habla de que Dios es todo el principio y el fin (Alfa y la Omega) y que siempre estará pendiente de nuestras acciones ya sean estas malas o buenas, que el cual nos invita a que hagamos el bien.

 

 

 

Esto del juicio de Dios y del fin del mundo nos lleva a experimentar de que Dios nos ofrece todo su amor, su ternura y compartir todo lo suyo con nosotros, en lo más importante como es la vida eterna, después de vivir en este mundo pocos años nos regala vivir eternamente con el gozando de los dones y frutos de su amor, por cumplir con sus propósitos, por eso debe exterminarse la carne humana para que surja el espíritu o el alma que no sienta deseos de hacer el mal ni pensar en el mal solamente hacer el bien; en todo momento Dios es justo y misericordioso con cada uno de nosotros pues no nos deja morir temprano para que nos arrepintamos de nuestros males y le sirvamos, pero si no hacemos caso alguno pues sufriremos las consecuencias ese día final en que todas las naciones daremos cuenta a Dios de nuestro en la tierra.

 

Para muchos es imposible que ocurra el fin del mundo como algo divino, pues si nos vamos a las historias muchas personas súper preparadas que no creen en Dios y mucho menos en su santo juicio justo, pues ellos dicen o aducen que la vida surgió por si sola y por si sola se terminará, con fenómenos catastróficos que desaparecerán a la tierra por completo como son los enormes asteroides, o sucesos del cambio del astro rey que es el sol, los filósofos opinan que Dios no existe y que la humanidad vive tensa por creer en alguien que no tiene poder sobre los seres humanos; algo ilógico que verídico que así opinan estas personas y se sienten con el poder de decir tales mentiras de que nunca un Dios podrá desaparecer el universo entero, y hacer de él algo mejor.

 

Pero estos científicos profesionales hacen sus propias teorías al referirse al fin de la humanidad y el fin de la tierra misma, dice que sucederá como un fenómeno que la naturaleza universal hace cada 1000 años, 10,000 años etc., y que será inevitable que los asteroides caigan sobre la tierra y la desaparezcan y que nada nos puede salvar, son teorías humanas y no divinas, creo que toda teoría humana tratándose de el fin del mundo es falsa, pues se toma como algo superior a Dios y que Dios se equivoca y atemoriza a la humanidad es cosa ilógica pero que al final lo que dicen de Dios lo hacen ellos (los científicos) que es atemorizar a la humanidad para que viva desordenadamente y no busque de Dios ni mucho menos controle su conducta y que haga el mal a como este quiera y por eso es bueno formarse en la fe cristiana para no caer en tentación a como lo dice la oración del Padre Nuestro.

 

Si bien no sabemos ni el día ni la hora, pero sí sabemos que Dios vendrá a juzgar a vivos y a muertos a como lo dice nuestro credo apostólico, pero de lago tenemos que estar seguros es que Dios no es injusto, ni piensa en la injusticia mucho menos en el pecado, pues eso solo lo hace la humanidad y que eso no es lo que nos pide en las sagradas escrituras, debemos vivir como cristianos, con humanidad, amor, paz, servicio, oración, y predica de la buena nueva, para que en un día final demos buenas cuentas claras a Dios de nuestro accionar como verdaderos cristianos en vivir de la tierra, Jesús por eso advierte a sus discípulos que estén despiertos y orando porque no saben ni el día ni la hora en que llegará su señor; amigo (a) te invito a que creas en lo que la Iglesia Católica te enseña a obedecer a Dios en todo y nuca dudar de su gran amor hacia nosotros como humanidad, pero que tiene que llegar ese juicio de Dios de lo por hecho que así será y que ese día final humano terminará con las enfermedades, dolencias, pecados, injusticias, guerras, catástrofes, fenómenos y toda clase de males que una vez nos dañaron, por eso cree solamente en Dios nuestro padre Celestial y Padre de Nuestro señor Jesucristo.

 

Debemos entender que el fin del mundo se refiere a varias realidades por ejemplo se dice que cada cabeza es un mundo, y la pregunta es qué pasa cuando esa persona se muere pues se termina su mundo y es el fin de su mundo, también de que se refiere a que la tierra deberá ser abandonada por los que obtendrán la salvación en el juicio divino de Dios o que salen avantes a  un fallo positivo o sea pasamos la prueba, y la tierra y todo lo material deberá desaparecer pero en qué aspecto a la vista de los justos que irán e iremos al cielo, no veremos más la tierra y su mundo de pecado pero que solo desaparecerá de la vista de los salvos y que adorarán a Dios por la eternidad.

 

Que pasará en ese día? Es algo que nadie lo sabe solamente que Jesús vendrá a la tierra por segunda vez y que juzgará a las personas según su vivir en la tierra y su comportamiento, su conducta y su servicio al prójimo que representa a él mismo, conforme a eso nos basamos en que ese día final llegará que se le premiará a cada quien según lo cumplido como mandato de Dios, que será ese premio la vida eterna de adoración a Dios Padre así como el sufrimiento eterno junto al diablo y sus ángeles eso dicen las escrituras, es importante que vayamos entiendo que solo haciendo el bien podemos esperar sin temor ese día final y juicio divino de Dios pues si sabemos que estamos en el camino recto haciendo el bien y no el mal por eso estar despiertos significa eso vivir haciendo el bien, orando, predicando, dando buen ejemplo de cristiano fiel a Dios y cumpliendo con lo que la Santa Iglesia Católica nos manda.

 

Por eso la obediencia nos permitirá el día final tener inspiración divina del espíritu de Dios, o sea ansiosos de esperar nuestro turno ante la presencia divina de nuestro señor Jesucristo, y sabemos que su juicio justo nos llenará de amor y habrá valido la pena haberle servido en la fidelidad  del cumplimiento del evangelio y gozar entonces de ese premio que nos prometió Jesús estando la primera vez aquí en la tierra.

 

Para el fin del mundo y con ello la humanidad según las escrituras la única que estará en pie en ese día será la Iglesia católica y con ella los que permanezcamos fieles a su enseñanza, el Evangelio según San Mateo cap. 16 v 18 Jesús habla diciendo que las  fuerzas del infierno no prevalecerán en ella, y si habla de una fuerza excepcional de la Iglesia esto nos lleva a considerar que esta Iglesia permanecerá hasta el fin de todos los tiempos, siendo de esa forma que Jesús habla nos inspira confianza para seguir perseverando en ese día final, donde la perduración de la Iglesia misma triunfará con Jesús y su pueblo y así se cumplirá lo que Jesús dice en los evangelios.

 

Pero para que exista un final debe haber antes una señal o muchas señales, entre ellas podrán ser como se comportará la humanidad antes de ese día, según las escrituras Jesús habla de catástrofes y otras acciones más de la naturaleza ambiental pero que a un no es el fin, pero los accionares humanos son más catastróficos que las acciones mismas de la naturaleza; por ejemplo el mundo está muy desconcertado con esto del fin del mundo pues muchos se preocupan más por cuándo va a ser ese día que en cómo mejorar su conducta para esperar ese día, es aquí donde  sale a relucir teorías que confunden a las personas y que lo que hacen es tener un temor a Dios porque para ellos ese fin está más cerca que nuca, cosa que no es así ya que nos deberíamos de preocupar de cómo mejorar nuestra vida en lo que a que cristianos se refiere no pensar algo que está fuera de nuestro alcance.

 

Pero porque la humanidad piensa más en el día final que en mejorar su conducta para agradar a Dios pues porque somos seres inconformes y arrogantes a la vez que solo pensamos en que el día del juicio final terminara todo lo que hacemos en la tierra, por ejemplo enfermedades, preocupaciones, pasiones, guerras, desastres naturales y otros, pero creo que sería al contrario dependiendo de donde nos toque ir según nuestro accionar en la tierra, pues si lo hicimos bien lograremos el premio de la vida eterna en la adoración única y divina a Dios, y si lo hicimos mal será una vida eterna de sufrimiento peor que la que teníamos en vida con nuestros semejantes, es así según las escrituras.

 

Es bonito imaginarse el juicio final o el fin del mundo como algo decioso  de esperar, imaginarse a Jesús lleno de esplendor divino, lleno del amor de Dios y con una alegría que no nos cabe en el corazón porque Dios cumplió nuevamente su palabra, deber aquellas grandes multitudes esperando turno para pasar por el juicio divino de Dios que sería el más justo, pensar que ese día no sería para llorar sino más bien para gritarle al pecado y a la muerte que nuevamente a sido vencida y emocionarnos en ese día viendo el rostro divino de Jesús que sería el rostro divino de nuestro Padre Celestial.

 

Ese día final nos debe fortalecer más que nunca porque la humanidad tal vez ya ha dejado de pecar y amó a su prójimo como así mismo, por eso Jesús nos reafirma no tengan miedo, se refiere yo estoy con ustedes y si yo estoy con ustedes nada deben de temer porque les estaré protegiendo en todo momento y dándoles fuerza para ese día, esta 2a venida de Jesús no es para asustarse o temerle es para creer más en él que está de nuestro lado, y que en ese día gozaremos de su gloria, pero siempre y cuando vivamos en su gracia.

 

Cuando se habla del juicio final muchas personas hablan de un sufrimiento extremadamente riguroso, de cómo serán castigados por Dios por no hacer su voluntad y no cumplir con su palabra, pero solamente hablan de un sufrimiento y no hablan de una gloria que nos puede abarcar a todos sin excepción alguna, pues su misericordia es infinita como su amor. Cuando se habla del juicio de Dios se debe hablar de algo que no es para molestar ni mucho menos para atemorizar sino más bien para dar fuerzas a un pueblo golpeado por su misma arrogancia y que solo piensa en la maldad, y si se atemoriza de esa forma se logrará que amen a Dios por las fuerzas, sin deseos y sin vocación, y harán más difícil sus vidas en este mundo y la comprensión de cómo asimilar este día tan especial como lo es el día del juicio final. Según los libros del Profeta Daniel y del Apocalipsis nos revelan un juicio ya dado a las naciones y que a través de la muerte y resurrección de nuestro señor Jesucristo Dios se ha reconciliado con el mundo y su juicio será más amoroso y no riguroso a como los expresan esos libros.

 

Esto del día final en un juicio final es algo que solamente Dios sabrá donde y como reunirá a todas las naciones, imaginemos hasta el momento existen en el mundo más 7 mil millones de personas que estamos entre los de un año hasta los 60 años con algunas excepciones de otras personas mayores, pero eso no es todo cuantas personas ha habido o existido antes que nosotros es un número incomparable ahora imagínese el poder de Dios para resucitarnos a todos y estar todos en un mismo lugar.

 

Estaremos ante la presencia del hijo único de Dios con dos filas inimaginables, me pregunto y se preguntará usted será por edades, por sexo, por color, por raza, por credo etc. Pues de ninguna manera pues todos somos iguales para Dios sin distinción alguna de color o sexo simplemente hijos e hijas de Dios esperando nuestro turno para rendir cuentas y esperar su veredicto final o su fallo según nuestros hechos. En ese juicio final todos seremos iguales nada que ver con que eras presidente, político, adinerado, patrón, pobre, predicador, pues ahí solamente importa la presencia de nuestras almas y la absolución según la bondad de Dios.

 

Dar a conocer esto del fin de la humanidad en la tierra debe ser algo no para provecharnos de las personas más humildes sino más bien para darles fuerzas que se acerquen más a Dios día con día, no para mostrar a un Dios malo o rencoroso sino a un Dios lleno de amor de paz y de misericordia que ama a sus hijos, y que ese día final ocurrirá para que se terminen todos los sufrimientos de la humanidad y comience una nueva en su gloria, si tomamos esto del juicio final con un deseo de ayudar y de acercarnos más a Dios ayudando a nuestro prójimo, predicando el evangelio, fortaleciendo la familia en los valores espirituales y formando una sociedad al servicio de Dios.

 

A veces a muchos nos preocupa esto del juicio final o el fin del mundo porque vivimos aferrados a nuestros bienes y no los queremos dejar, a nuestro dinero, placeres, libertinaje y un desacierto en el cumplimiento de la santa palabra de Dios; yo por ejemplo he escuchado muchas teorías tanto de personas religiosas como no religiosas acerca del fin del mundo, les asusta porque llevan una vida deshornada llena de pecados y complicada en lo familiar y aducen que ese día para ellos ya llegó pues dicen que son infieles a Dios y ya tienen su premio; estos antes que nada sean juzgado solos sin esperar la misericordia de Dios y de cómo obligarse ellos a salir de esa mala vida, y dicen que sería mejor que ya viniera el fin del mundo para terminar con tanto sufrimiento y desgracias según dicen ellos y así muchas teorías de que el juicio de Dios para ellos no es justo.

 

Según el apocalipsis nos habla de una tierra nueva y un cielo nuevo y para muchos es ese día final está por llegar y en juicio de Dios nadie ira al cielo sino a la tierra nueva ya que los que están a salvo ya están y están en ya en cielo, pero bueno ese sería otro tema, me refiero a que quieren confundir más acerca del juicio final de la humanidad. Debemos entender que un cielo nuevo y una tierra nueva se refieren a que con la muerte y resurrección de nuestro señor Jesucristo todo será nueva pues él es el cielo y la tierra nueva dándonos como herencia esa nueva vida que es Dios mismo en su hijo Jesucristo.

 

En otras teorías fuera de la Iglesia Católica encontramos otras y muchas tesis acerca del fin del mundo, día final es llamado también EL RAPTO inventado por quienes quieren atemorizar sobre este inevitable pero lo hacen de una forma que solo ellos van a ser llevados al cielo y el resto quedaremos en el lugar de sufrimiento; dicen que el rapto consiste en que serán elevados al cielo en cuerpo y alma y que no serán juzgados, serán llevados por su buena conducta y cumplimiento de su palabra, pero que los demás pasaremos por el juicio de Dios y seremos llevados al lago de fuego, pero lo hacen porque no ven el juicio final como algo en beneficio al pueblo o humanidad que es creada a imagen y semejanza de Dios.

 

Según quienes inventan este tipo de teorías falsas tratan de mortificar la vida de muchos humildes e ignorantes sobre el día final llamado Rapto cosa que se habla en el libro del apocalipsis pero no para ponerlo a la realidad de hoy sino más bien de verlo a la realidad que ya sucedió de acuerdo a la vida antigua de los profetas, y que el rapto consiste en tomar a los que cumplieron primero los mandatos de Dios y su ley, y su fin fue ser raptados por Dios a su santo seno, pero no se le puede llamar lo mismo a algo que es nuevo en Jesucristo el cual el mismo dice su segunda venida como el día final o el fin de la humanidad y después dice el fin del mundo.

 

Que difícil poder entender esto del rapto cuando se le quiere cambiar a la realidad del fin del mundo, juicio final o fin de la humanidad en la tierra, pero en si no es así que seremos llevados en cuerpo y alma seremos llevados en espíritu y el fin será para carne que todo lo distorsiona, y lo toma como algo a su manera, pero la Iglesia Católica nos enseña que debemos vivir nuestras vidas ofrecidas a Dios y estar despiertos y no creer hipótesis que solo nos alejan más de Dios, aunque ese día será inevitable debemos siempre confiar en Dios y en la enseñanza de la iglesia católica, como madre de todos.

 

 

CONCLUSIÓN

 

He llegado a la conclusión de que esto del fin del mundo la Iglesia católica lo menciona como para dar animo a sus fieles y que creamos en un Dios misericordioso, que quiere que toda la humanidad se salve y alcance la vida eterna y que quienes estamos integrados a ella proclamemos a Jesús resucitado y que venga por segunda vez a la tierra a juzgar a vivos y a muertos, pero que nos acerquemos a él y que vivamos nuestras vidas sin preocupaciones, trabajando, estudiando, sirviendo al prójimo, y evangelizando a todos por igual.

 

El fin del mundo no es más que el último proceso de la divinidad de Dios para con la humanidad, o también llamado el último proceso que hará Dios para terminar la vida humana y entrar a la vida espiritual en la eternidad de Dios Padre, y recordarle a nuestros hermanos católicos y no católicos que el día final o el fin del mundo es obra del Dios padre y no de seres humanos que nos confunden y atemorizan de un Dios rencoroso y vengativo, y que sobre ese día y hora no está en la mente de ningún ser humano más en los pensamientos divinos y sagrados de Dios que sabe cuando actuar.

 

Si bien esto del fin del mundo sea utilizado como un negocio, para llamar la atención, y para ocupar el lugar de Dios, en este caso sería de lo que Jesús nos advierte en los evangelios sobre los falsos profetas y de gentes que se harán pasar por él como el mesías, y es aquí que la iglesia católica no acepta ninguna teoría humana sobre el fin del mundo pues respeta y conoce que lo que es de Dios, Dios lo resolverá según su pensamiento de Dios, no es que no vayamos a creer en el juicio final o vamos a ignorarlo pues debemos de pensar siempre en ello pero no como un castigo sino como un aliento de ánimo que nos acerca más a Dios y así a serle fiel en todo momento.

 

Te invito que hables siempre con un sacerdote sobre esto del juicio final y justo de Dios o con un doctor en biblia, predicador, delegado, religiosos (as), y cualquier miembro de nuestra santa iglesia que esté preparado para hablar de este tema, no te confundas por falsas teorías y no le creas a humanos sobre este momento que es solamente de Dios, vive tu vida en familia, sirviéndole a Dios en su santa iglesia católica, y tampoco creas lo que dicen de la iglesia católica pues son falsedades nada más que Dios nos ampare siempre en su santa misericordia, paz y amor. Te invito a que reces siempre aunque te sientas cansado, diseccionado, triste, sin fuerzas y que sientas que la vida no vale nada sigue confiando en Jesús y déjalo actuar en tu vida y veras que todo lo podrás asimilar “Dios no Ama”

 

Elaborado por Ervin Ariel Jarquín Urbina !Nicaragua!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s